Buscar este blog

Cargando...

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Incorporación de determinadas NIIFs y nueva información a facilitar a la Central de Información de Riesgos



La Circular 4/2004 de 22 de diciembre del Banco de España, sobre normas de información financiera pública y reservada y modelos de estados financieros juega un papel determinante en la supervisión de las entidades de crédito. Se trata de una norma que es objeto de revisiones frecuentes como consecuencia de las correspondientes modificaciones producidas en esta materia, con frecuencia en el ámbito internacional, a las que la legislación española debe adaptarse. Es por ello que se aprobó recientemente la Circular 5/2013, de 30 de octubre,  que responde a distintas novedades en materia contable y de información financiera, entre las que destacan las derivadas de las revisiones de distintas Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF). Son en especial los Reglamentos europeos aprobados a lo largo del año 2012 introduciendo distintas NIIFs para la Unión Europea (que la Circular 5/2013 detalla en su introducción) los que la reciente Circular se encarga de trasladar a la Circular 4/2004.


Otras modificaciones afectan a la Central de Información de Riesgos, sobre cuyo régimen traté aquí. Los cambios afectan a la Circular 1/2013 de 24 de mayo y se refieren a dos aspectos en los que la información de la actividad de las entidades de crédito viene concitando una amplia atención. Se trata, en primer lugar, de la financiación a las pequeñas empresas y a las microempresas. La información a este respecto debe servir, según señala expresamente la nueva Circular para “poder evaluar la política de financiación para con este tipo de empresas”. En segundo lugar, se solicita información sobre garantías reales recibidas por las entidades de crédito, señalando que la función de esa información será la ponderación de esas garantías en la estimación de la necesidad de capital regulatorio.

Madrid, 13 de noviembre de 2013