Buscar este blog

Cargando...

jueves, 31 de julio de 2014

Publicada la Ley de Navegación Marítima



En el Boletín Oficial del Estado del pasado 25 de julio de 2014 se ha publicado la Ley 14/2014, de 24 de julio, de Navegación Marítima. Es otra Ley largamente esperada, que creo recordar que ya se vio abortada en la previa tramitación parlamentaria de algún proyecto por la disolución de las Cortes Generales.


Es una Ley necesaria porque la  situación del Derecho marítimo español  reclamaba desde hace decenios una profunda reforma. Buena prueba de ello es que la nueva norma tiene un amplio contenido y no es en sentido estricto una ley mercantil, puesto que en ella conviven todos los aspectos que afectan a la navegación marítima desde la perspectiva de su ordenación jurídico-pública y privada.

La Ley viene a actualizar en primer lugar distintos aspectos jurídico-privados del tráfico marítimo que seguían en el Código de Comercio de 1885. Se trataba por lo tanto de llevar a cabo una modernización imprescindible, que hacía chocante el contraste entre las normas en vigor y los avances registrados en la armonización internacional del Derecho marítimo por un lado y en la aparición de nuevos problemas que el legislador decimonónico no pudo ni siquiera intuir, por otro. De entre esos varios problemas que la propia Ley cita en su preámbulo aparecen el de la protección del medio ambiente, la defensa del patrimonio cultural, la lucha contra el contrabando o la amenaza a los intereses españoles en materia de pesca, extranjería o inmigración.

En definitiva y como es manifiesto a partir de un simple seguimiento de la actualidad, la navegación marítima sigue planteando abundantes problemas desde una perspectiva jurídico-mercantil, al mismo tiempo que da lugar a la aparición de nuevas situaciones que reclamaban una respuesta jurídica integral.

La Ley es una suerte de codificación marítima, la integran nada menos que 524 artículos y entrará en vigor a los dos meses de su publicación en el Boletín Oficial del Estado.

Es fácil pronosticar que la promulgación de una norma de tanto alcance va a provocar una especial y renovada atención hacia el Derecho marítimo.

Madrid, 31 de julio de 2014