Buscar este blog

Cargando...

viernes, 18 de octubre de 2013

Rebelión en la junta



En la edición en papel de Expansión del pasado lunes 14 de octubre (pp. 8 y 9), coincidiendo con la presentación de las recomendaciones que para mejorar nuestra legislación en materia de gobierno corporativo ha elaborado el Grupo de Expertos y a la que dediqué una entrada previa, se ofrecía una información realmente interesante por su contenido y por su minuciosidad. A doble página y bajo el título “Los grandes fondos de EE.UU. se rebelan en las juntas de los grupos españoles”, Roberto Casado expone la posición crítica que en las juntas generales de no pocas sociedades cotizadas españolas vienen ejerciendo los grandes fondos de inversión y, dentro de éstos, los procedentes de Estados Unidos.


El reportaje de Roberto Casado detalla el sentido del voto de cada uno de esos fondos y el asunto con respecto al que se produjo. Lo que pone de manifiesto la información es que carece ya de fundamento incluir a estos inversores institucionales en la categoría de accionistas tendentes a la abstención en el ejercicio de sus derechos políticos. Tampoco puede sorprender que el voto contrario a las propuestas presentadas por los  órganos de administración se concentre en aquellas materias en las que año tras año se ha venido alertando sobre la mejorable práctica de nuestro mercado societario. Destacan el nombramiento de consejeros (sobre todo de varios que se presentan bajo la calificación de independientes) y por encima de cualquier otra materia, los informes de retribuciones. Que en una sociedad cotizada, la remuneración del consejo de administración de lugar a votos en contra o abstenciones que superan el 40% del capital, debe convertirse en una llamada de atención para sus gestores y principales accionistas.

Madrid, 18 de octubre de 2013